Pedida en Sevilla de Elvira & Elisa

La pedida en Sevilla de Elvira & Elisa ha sido increíble.

Creedme que vivir esta experiencia con ellas ha sido muy gratificante para mi.

Recuerdo  cuando recibí la llamada de Elvy un poco nerviosa a la vez que ilusionada planteándome su idea de hacer la pedida de mano a su niña en Sevilla, ya que aunque viven en Malaga Elisa es de ahí.

La idea fué de sorprender a Elisa en su cumpleaños regalándole una sesión de fotos para que no sospechara nada el día de la pedida.

Fué en Diciembre en un viaje a Valencia cuando le dio un bono regalo de un sesión fotográfica.

Teníamos marcado ya el día de la sesión pero finalmente por motivos laborales Elisa no podría ir a Sevilla y a su media naranja solo le quedaba esperar más impaciente aún y guardando el gran secreto todo ese tiempo.

Recuerdo los mensajes que me enviaba diciendo que ya no podía ocultarlo mucho más tiempo. La impaciencia se apoderaba más y más a cada día que pasaba.

Un mes después se alinearon los planetas y todo apuntaba a que iba a salir genial.

Empezamos las fotos en un ambiente intimo en un Hotel precioso con unas copitas de vino y música.

Para terminar dijimos de ir a un parque para cambiar de escenário y fué ahi cuando se hizo la magia.

Le pido a Elisa una foto en la que se ponga de espaldas para mi y en ese momento se arrodilla su Amor y le pide matrimonio.

Vivir este momento tan magico, tan especial de tan cerca fué absolutamente inolvidable.

A continuación os dejo con las imágenes de ese momento pero antes os enseño la historia de ellas dos con texto redactado por una de ellas:

» Nunca he podido presumir de tener don para las matemáticas pero desde hace tiempo he llegado a la conclusión de que uno más uno , a veces, son mucho más que dos.

Os voy a contar nuestra historia, para que podáis entender esta suma tan extraña.
Un día, creo que una tarde más bien de verano , pasé por el triaje del hospital y la vi sentada allí. Con su melena rubia echada a un lado.

Saludé tímidamente y ella giró su cabeza hacia la izquierda con esa sonrisa sacada de un cuadro que todavía ningún pintor se ha atrevido a igualar, me sonrió y siguió atenta a su trabajo.

No exagero ,creerme, es así.

Pasaron los días y compartimos alguna conversación con frases torpes y sin mucho sentido y alguna comida de trabajo de la cual luego ella se encargaría de echarme en cara lo “borde” que fui. Sólo me estaba haciendo la interesante…

Sin más, sin buscarnos ni siquiera, un año después coincidimos en redes sociales y empezamos a hablar .

Hoy por hoy, cuando quedamos con algún amigo y cuenta nuestra historia, aún dice que fui yo la que la busqué pero no es así, aunque no pasa nada, yo rápidamente intervengo para corregirla aunque si os soy sincera a veces la dejo que la cuente a su manera y sólo la miro y sonrío, porque la volvería a buscar .

Sorprende saber cómo una persona nos puede dar conciencia sobre cosas tan importantes como son el amor y la felicidad, la necesidad de ser uno mismo y disfrutar de eso y hacer el mundo mejor con eso. Con ser uno mismo al lado de la persona correcta.

No creo en el destino pero sin duda mi destino es ella y junto a ella . Es algo que me hace saber cada día hasta cuando se enfada y el labio le llega al suelo.

Para nuestro aniversario me regaló una sesión de fotos.

Nos fuimos a Sevilla , mi tierra y como a pesar de que nos encantan las fotos estábamos algo cortadas, como no, nos abrimos un vino.

Seguimos la sesión en el Parque del Alamillo. En una de las fotos me hicieron girarme de espaldas sin yo esperarme nada y al darme la vuelta la encontré allí frente a mi de rodillas y con una cajita que no veía muy bien porque no llevaba las gafas… pero podía imaginarlo
Era un anillo y me pedía si me quería casar con ella!

Pero se que no era un cásate conmigo sin más, era un estamos dispuesta a luchar juntas por todo lo que nos queda .Y dije que sí, pero confieso que mi si, no sólo era un sí me quiero casar contigo. Mi sí era un sí, tú y yo somos mucho más que dos, seremos todo lo que queramos ser.

Y esta nuestra historia, donde sólo se contempla la suma, porque sólo se debe vivir con sumas.
E2 »

Pedida en Sevilla de Elvira & Elisa.

3 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *